Las misiones jesuitas mejor conservadas de Paraguay

FOTO DE VIERNES

Por: Laura Vaillard 

Misión Jesús de Tavarangüe

Misión Jesús de Tavarangüe

Entre el siglo XIV y el XVIII, los misioneros de la Compañía de Jesús provenientes de España, contruyeron diversos asentamientos en Argentina, Brasil y paraguay con el fin de evangelizar a los guaraníes que vivían en la región, hasta que en 1767 el rey Carlos III finalmente los expulsó.

Según la Red Paraguaya, durante este período “se construyeron 80 misiones, de las cuales hoy se conservan 30. De estas 30, siete se hallan en territorio paraguayo”. En 1993, dos de estas siete misiones, las Misiones Jesuitas Guaraníes de Jesús de Tavarangué y de Santísima Trinidad del Paraná fueron declaradas Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO.

La Misión de la Santísima Trinidad es la mejor conservada de Paraguay y está ubicada en una colina a 28 kilómetros al Noreste de Encarnación. Red Paraguaya indica que “fue fundada en 1706, y en 1728 contaba con una población de 4000 indígenas guaraníes. Juan Bautista Prímoli fue el constructor de la iglesia y el pueblo de Trinidad, misión que cuenta con el mejor diseño urbanístico de toda la Colonia en Paraguay”.

Misión de la Santísima Trinidad

Misión de la Santísima Trinidad

Misión de la Santísima Trinidad

Misión de la Santísima Trinidad

Por su parte, la Misión Jesús de Tavarangué fue fundada en 1685, y se encuentra a 10 kilómetros al norte de Trinidad. Aunque los jesuitas fueron expulsados antes de que pudieran terminar de construir los edificios planificados, aún conserva una iglesia restaurada, colegios, talleres y algunas casas.

Para más información: http://www.paraguay.travel/

Artículos relacionados:
Misiones Jesuítico Guaraníes, utopías lideradas por sacerdotes